Blog

¿Cómo saber si tengo problemas de hirsutismo?

BEAUTY DERM | diciembre 10, 2021

El hirsutismo es una manifestación androgénica que ocurre principalmente en las mujeres.

Consiste en el crecimiento excesivo de vello en zonas que, por ser andrógeno-dependientes, este no suele crecer, como el labio superior, patillas, barbilla, cuello, areolas mamarias, tórax, el área inmediatamente superior o inferior al ombligo, así como en ingles, muslos y espalda.

Se trata de un trastorno hormonal en el que aumenta la secreción de andrógenos (testosterona, androsterona y androstenediona) y/o se modifican los receptores de dichas hormonas, generando crecimiento excesivo de vello con características masculinas. En esta situación de hiperandrogenismo, el pelo fino y poco pigmentado se convierte en grueso y oscuro.

Otros signos de hirsutismo son profundización de la voz, aumento de la masa muscular, disminución del tamaño de las mamas, acné, seborrea (aumento de grasa en el cabello), alopecia (caída del cabello), periodos irregulares, ausencia de menstruación e infertilidad.

Causas del hirsutismo

Las causas por las que una mujer tiene mayor producción de andrógenos pueden ser ováricas, adrenales, idiopáticas y tumorales. En el primer caso, aparece una alteración hormonal de los andrógenos en el ovario y la patología más común de estos casos es el síndrome de ovario poliquístico. Las causas adrenales se dan porque las glándulas suprarrenales, en donde se producen los andrógenos, están dañadas o alteradas como consecuencia de una patología con el nombre de hiperplasia suprarrenal congénita. Por otro lado, están las causas idiopáticas. Es decir, que cuando se hacen estudios no se encuentran alteraciones o cambios en el cuerpo.

Suele aparecer en la etapa la primera menstruación, manteniéndose durante toda la vida reproductiva en distinta intensidad dependiendo de cada persona. También puede aparecer después de la menopausia, aunque son pocos los casos.

Diagnóstico del hirsutismo

El diagnóstico del hirsutismo es clínico y bioquímico. La severidad del mismo se mide de acuerdo a la textura y grosor del vello y los niveles de andrógenos.

El especialista procede a realizar una historia clínica que permita conocer la fecha de inicio del crecimiento del pelo y de aparición del acné, así como su evolución posterior. También es importante la fecha de la primera menstruación y la periodicidad de las siguientes.

Luego se inicia una detenida exploración física para cuantificar la intensidad, longitud y grosor del vello, evaluándose por zonas.

Según los datos brindados por la historia clínica y la exploración física, se ejecutan determinaciones, entre el segundo y noveno día del ciclo menstrual, de las hormonas que puedan estar implicadas.

Tratamientos del hirsutismo

El tratamiento de hirsutismo es sintomático y estético. La primera línea de este es el uso de anticonceptivos hormonales ya que estos, a través de los estrógenos, aumentan la proteína que transporta la testosterona, haciendo que se una a la proteína y disminuyendo su disponibilidad en la piel para generar vello.

Los anticonceptivos hormonales suelen tener una buena respuesta, pero no total. En complemento pueden utilizarse antiandrógenos, medicamentos que se usan para otras enfermedades pero cuyo mecanismo altera la vía de los andrógenos. Por otro lado, la depilación definitiva también colabora con el tratamiento de hirsutismo. El uso de cada uno dependerá del caso.

En cuanto a tiempos, los diferentes tratamientos suelen ser de al menos un año, dado el tiempo que tarda el vello en crecer y caer. Como mencionamos, se trata de un tratamiento sintomático. Esto significa que no cura ni elimina el hirsutismo, solo se lo controla en tanto se van tratando los síntomas que van apareciendo en la paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Iniciar sesión
Escribinos
1
¿Necesitas ayuda?
beautyderm
¿Deseas una atención personalizada?